Con la tecnología de Blogger.
RSS

Superman (1978): El origen del Hombre de Acero



Desde una galaxia remota, un recién nacido es enviado por sus padres al espacio debido a la inminente destrucción del planeta donde viven. 

La nave aterriza en la Tierra, y el niño es adoptado por unos granjeros que le inculcan los mejores valores humanos. Con los años el joven, llamado Clark Kent, se irá a Metrópolis y allí usará sus poderes sobrenaturales para luchar contra el crimen.

Cuando eres un niño o un adolescente las películas sobre superhéroes o superhombres tienden a impactar en tu mente, después cuando llegas a la edad adulta, simplemente sirven para entretenerte en la sobremesa, sin mayores pretensiones.

Él fue el pionero en un elemento del cómic que cada vez es más común, la del héroe que bajo su fachada, oculta mallas que vista para combatir a los malvados. 

Él es un superhéroe, el padre de todos ellos, ya que como suelen decir los expertos, todo empieza con Superman.

Eso se puede aplicar a las adaptaciones cinematográficas de superhéroes. Fue la WB la que apostó por adaptar a Superman al cine, y con el tiempo, se hizo con DC Comics. Es una adaptación de calidad, donde su bso es, uno de los temas mas recordados de todos los tiempos.

Además, el film nos permite descubrir a un desconocido Christopher Reeve, que sabía cómo desdoblarse, como hacer de Clark Kent torpe pero educado, despistado pero con palabras amables... y de último superviviente de un planeta de sol rojo, que ahora usa los poderes que le da nuestro sol amarillo para luchar contra la verdad, la justicia, y el modo de vida americano.

Esta película marca un antes y un después en las películas de superhéroes. Esta es una de las primeras películas sino la primera que hace un tratamiento serio de un superhéroe.

Todos queremos ser como Superman, y sin embargo él nunca haría gala de su poder para tomar ventaja con respecto a su relación con Lois. Prefiere que se fije en Clark, no hay vanidad. 

Secundándole, tenemos una Margot Kidder que hace de una Lois que queda prendada de aquél tipo con capa al que entrevista y la lleva de paseo por el aire.

También tenemos a Gene Hackman que hace de Lex Luthor con ganas de liarla parda, con un Ned Beatty que parecía mas bien un quasimodo que un esbirro de Luthor, así como la femme fatale de Luthor, Valerie Perrine, que tiene la clave para que el film tenga un final como se merece.

No quería olvidarme del gran Glenn Ford haciendo de Jonathan Kent, ni de Marlon Brando haciendo de Jor El. Colosales ambos.

La película supuso un antes y un después en el terreno de los efectos especiales en el mundo del cine, que fueron entonces una auténtica revolución y dejaron boquiabiertos a todos.

Sin lugar a dudas, fue también la mejor película de superhéroes que se había hecho jamás y Christopher Reeve se convirtió en el Superman de toda una generación. 

Gracias Christopher Reeve, por hacer creer al espectador que, un hombre realmente puede volar.







  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada