Con la tecnología de Blogger.
RSS

Loca Academia de Policía (1984): Policías de Risa


Las nuevas normas dictadas por la alcaldesa significan que el sexo, el peso, la altura y la inteligencia ya no serán factores decisivos para alistarse en las fuerzas del orden. Esto abre las puertas de toda clase de gente estrafalaria, para disgusto de los instructores, si bien es cierto que no todo el mundo estará ahí por elección, como es el caso de Mahoney…

Tras años sin haber vuelto a visionar esta comedia, uno puede comprobar la nostalgia que evocan las películas ochenteras, y la facilidad que mostraban para conseguir adeptos al humor, dada su marcada presencia de sátira social.

Todo ello unido a gags y sketches de risa fácil, pero realizados todos ellos con gusto (al contrario que en muchas de las actuales comedias, de humor burdo y vulgar).

Vista hoy día pueden que sus gags resulten algo torpes, no obstante es indiscutiblemente un clásico de la comedia disparatada por su ocurrente guión lleno de situaciones alocadas y descabezadas.

Aquí se dan a conocer los simpáticos personajes, sus excéntricas peculiaridades que se proyectan en un guión sumamente fresco que apunta al despropósito y al humor sano como eje motivador.

Si bien no posee grandes elaboraciones ni es una obra maestra dentro de su género, es una propuesta divertida que sin dudas arranca alguna que otra carcajada gracias al carisma de algunos de sus actores.

Me encantan sus personajes, especialmente el gran Moses Hightower (Bubba Smith), el antihéroe Carey Mahoney (Steve Guttenberg), la entrañable Hooks (Marion Ramsey), y de entre todos ellos, el inigualable Larvell Jones (Michael Winslow), un personaje único tanto en la interpretación de su personaje como en la vida real.

Personajes muy dispares y alocadas peripecias le dan vida a esta comedia, utilizando el absurdo para ridiculizar a una institución que se supone que debería ser estricta y seria, un contraste interesante pero no mucho más que ello.

En cuanto a los intérpretes, es curioso que a excepción de Steve Guttenberg el resto no se les conoce, por haber interpretado otros personajes. Aún así, todos ellos hacen una interpretación bastante convincente.

Esos personajes tan bien planteados nunca hubieran llegado a nuestros corazones de no haber sido interpretados convincentemente. Lástima que debido a su posterior éxito realizaran nada menos que 5 secuelas a cada cual peor, lo que en cierto sentido, y es verdad, consiga devaluar algo esta disparatada comedia donde la galería de aspirantes a poli es algo digno de ver: el líder, el playboy, el psicópata, el fuerte, el gracioso, la chillona, la tetona, el blandengue... en fin... una delicia para revisionar alguna vez.




  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada