Con la tecnología de Blogger.
RSS

Cómo ser John Malkovich (1999): O cómo dejar de ser uno mismo por un tiempo




Un titiritero desempleado, Craig Schwartz (Cusack), decide aceptar un empleo como oficinista en una extraña empresa. Cuando sube al piso siete y medio, donde está situada su nueva oficina, se encuentra con que los techos son bajos y tiene que andar encorvado. 

Allí encuentra algo increíble, oculta por un archivo, descubre una puerta que le transporta al cerebro de John Malkovich. Craig se lo cuenta a su compañera, Maxine (Catherine Keener). 

Ella le propone sacar partido de tal cosa y deciden vender entradas para que el público se introduzca en la cabeza de John Malkovich.

Los personajes se enredan en sus anhelos amorosos. Craig, quien lleva diez años casado con Lotte (Cameron Díaz), pero se enamora de Maxine. 

Lotte también se enamora de Maxine, y para satisfacer sus deseos sexuales no se le ocurre otra cosa que meterse dentro de John Malkovich, mientras el actor alterna con Maxine. 

La mayor satisfacción del personaje principal es poder ponerse en la vida de los demás, sentir lo que ellos sienten y por un momento olvidarse de su propia vida en la que es un don nadie (a través de marionetas). Hasta que encuentra la manera de poder ser otra persona y olvidarse de quien era para siempre...

Uno es una marioneta más dentro de un mundo en el que alguien mueve los hilos de todos. ¿Quién es ese alguien? Eso nunca se sabe, pero el destino está marcado y otro decide por ti.

En este caso se coge a John Malkovich, el cual queda anulado por la pasión de otras personas, y el deseo de vivir una vida diferente.

El propio John no podrá manejar su vida ya que al igual que Alicia en el país de las maravillas, una persona ha encontrado una puerta hacia un mundo interior que transforma a las personas. 

Un mundo que tiene una vuelta de rosca aún mayor: la vida eterna.

A destacar las actuaciones tanto de John Cusack como de Cameron Diaz los cuales realizan un buen papel, hasta el mismo Malkovich consigue desenvolverse formidablemente y sin ningún complejo logra en varias ocasiones burlarse de si mismo.

Pero la que se lleva las palmas es Catherine Keener quien interpreta a Maxine; calculadora, ambiciosa, manipuladora y sarcástica; pero al mismo tiempo estos atributos hacen que tanto los personajes de la película, como el mismo espectador se sienta fuertemente atraído hacia ella.

Es una película que podrá gustar más o menos, te resultará una genialidad o una majadería pretenciosa, Eso sí, no se le puede negar que sea original, una auténtica rareza surrealista de humor y drama. Si se deja a un lado la lógica por un rato, creo que es una historia que puede disfrutarse.







  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

1 comentarios:

Luciano Sívori dijo...

A mi "Being John Malkovich" me encantó. Lo que me fascina de Charlie Kaufman como guionista, es que tiene una capacidad increíble para general surrealismo simbólico con una fuerte metatextualidad. Lo hizo también con “Adaptation”, “Eternal Sunshine of the Spotless Mind”, etc. Es un tipo muy ingenioso y sabe manejar muy bien el suspenso.
Esta es una comedia negra brillante, que más de una década después, sigue siendo un clásico absolutamente sublime. Una trama cautivadora que permite varios niveles de interpretación, actuaciones fantásticas y un guión más que sólido.

Te invito a mi propio análisis de "Como ser John Malkovich" en mi página: http://on.fb.me/154AXPL

También aprovecho a invitarte a que me sigas en mi página para más novedades de cine, entre otras cosas

https://www.facebook.com/sivoriluciano

¡Saludos!

Publicar un comentario