Con la tecnología de Blogger.
RSS

American Beauty (1999): La Cara Oculta del Sueño Americano



El cine es, en el 99% de las ocasiones, un recurso para poder evadirnos de la realidad, un entretenimiento, un pasatiempo, una feliz distracción. Pero hay veces en que el cine se convierte en un espejo donde vemos reflejada nuestra propia vida.

Ante esta sorpresa caben dos reacciones: salir huyendo o permanecer sentados a la espera de que alguien observador nos diseccione por completo.

El debutante Sam Mendes y su guionista, Allan Ball, crean con imágenes y situaciones una historia y un entorno.

Un entorno, donde la hipocresía social y el juego de las apariencias presiden las vidas de una serie de personajes a cual más patético y frustrado.

La película nos traslada al último año de vida de un hombre que por seguir los dictado por la sociedad se siente el hombre más desgraciado del mundo.
Su vida se ha adentrado en la monotonía, su trabajo ya no le llena, con su mujer ha perdido la chispa, su hija no le habla...

Ante esto y gracias a la aparición de unos nuevos vecinos y conocer a una guapísima amiga de su hija, trata de cambiar el rumbo de su vida.

Y es que en apariencia nuestro protagonista, Lester Burnham, es un ejecutivo de una empresa de renombre, tiene una hermosa esposa y una hija adolescente.

Pero en realidad, Lester Burnham es un esclavo despiadado del "sistema", quién debe retornar apaciblemente a su "hogar", y soportar la penuria de cenar con una esposa neurótica y una hija conflictiva.

Carolyn Burnham es la esposa ideal, excelente Ejecutivo de Ventas Inmobiliarias, ama de casa, cordial, amable con sus vecinos y sobre todo exuberante y atractiva (a pesar de su madurez).

Pero en realidad, Carolyn Burnham es el estereotipo de la mujer neurótica de clase media, posee deseos reprimidos y dirige con férrea autoridad el hogar de los Burnham.
















Su sueño es aplastar cualquier tipo de competencia en el ramo inmobiliario "cueste lo que cueste". 

Posee una fanática obsesión por su jardín de rosas, más que por su propia familia.

La historia nos presenta a 2 familias de clase media (Los Burnham y a sus vecinos) que en apariencia lo tienen todo; coche, casa, empleo, hijos, en fin; una familia feliz, en resumidas cuentas, el sueño americano realizado en su máxima expresión.

Pero lo que es real, es que se trata de 2 familias destruidas por un pasado triste y sórdido; que han creado una terrible coraza que enmascara su verdadera identidad, para mantener el "status quo" o lo que es peor aún, "atrapados por el miedo a cambiar".

Kevin Spacey hace uno de sus papeles más importantes, por no decir el que más. Lo mismo se podría decir de Annette Bening con un personaje de una solidez y una entereza que asusta.


Como secundarios de lujo, hay que sumar el buen hacer de actores como Thora Birch, Mena Suvari y Chirs Cooper.

Dejando aparte las estupendas interpretaciones, el buen guión y la excelente música; también hay que ponerse serio y ser sincero con el tema de esta película. ¿Que los norteamericanos no son felices?, ¿Que son unos hipócritas?, ¿Que viven inmersos en una doble moral? Todo esto ya lo sabíamos.

Y lo más curioso es que ellos saben que lo sabemos. No son tan idiotas en el fondo, saben que venden una imagen al mundo, pero también saben que la gente de fuera sabe que eso es sólo una imagen.

En general toda la gente sabe que, básicamente, se enfrentan a lo que cualquier ciudadano de a pie se enfrenta en su vida. Eso sí, guardando las apariencias.

Entonces, ¿qué es lo que pretende contar esta pelicula? Creo que me cuenta algo que yo ya sabía, y que todos sabíamos.

Nos maravillamos de que ellos hagan un examen de conciencia y se lo muestren al mundo, para que veamos que de vez en cuando se analizan a si mismos. Pero no es nada del otro mundo hacer una autocrítica, ni merece tantos premios.

La Belleza Americana conservadora no es más que un disfraz. Las apariencias engañan, y más allá de la capa ilusoria exterior, todos tenemos nuestro secretito.

La finalidad de “American Beauty” es demostrar las máscaras que se auto-imponen los humanos por el "Temor". El miedo a perder el empleo, a no ser exitoso, a no ser aceptado, se conjugan de manera estrepitosa para resumir en un sólo film, el status real de nuestras sociedades.




  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

2 comentarios:

kultur-huset dijo...

Esta película no pasó desapercibida para muchos. Las historias "estadunidensesdelnorte" que nos hablan del desastrosos y engañoso sueño americano fueron mucho más fiables que la idea que nos podíamos hacer desde Europa en aquellos años.

Gran historia, muy buena interpretación, y muy buena narración cinamatográfica

Norman Cruz dijo...

otra peli de culto, sin dudas no merece quedar en el olvido pero creo que ese final le ayudo un poco a que el espectador no piense que perdio el tiempo viendo esta pelicula, creo que si hubiera tenido otro final no sera valorada como lo es ahora

Publicar un comentario