Con la tecnología de Blogger.
RSS

Ben-Hur (1959): El Gran Espectáculo Histórico hecho cine




Hay grandes producciones cinematográficas que nos acompañan una y otra vez mientras llevamos a cabo la aventura de crecer. La responsable es la tele, que las emite año tras año, generalmente en fechas señaladas y apropiadas para cada tipo de clásico. En esas épocas del calendario, es inevitable encontrarse con películas tradicionales, a los que no volvemos a ver el pelo hasta el año siguiente.

Así, las Navidades y las Semanas Santas siempre han tenido el sabor y el color de “Ben-Hur”, “Qué bello es vivir”, “Quo vadis”, “Los diez mandamientos”, “Cleopatra”, por no mencionar las diversas producciones afortunadas o desafortunadas sobre Jesús de Nazaret…

Pero “Ben-Hur” se mantiene incólume pese a la machaconería de la costumbre, es un film del que todos hemos oído hablar y que está considerada una obra maestra del cine. No se ruedan muchas películas así. 

Los periplos monumentales de hombres castigados por la vida y redimidos ya no relucen como antaño.
La narración nos remonta a un relato ficticio enmarcado dentro de un contexto histórico como es la vida de Jesucristo. 
Pero en este caso, se recrea una vida paralela, la de otro judío llamado Judá Ben-Hur (Charlton Heston).

Él es un príncipe judío que ve traicionada su amistad con su compañero de la infancia Mesala, cuando éste, tribuno romano, le acuse injustamente de intentar asesinar al gobernador. 

Ben-Hur será condenado a ser remero en las galeras, mientras que su familia es hecha prisionera y encarcelada.
También se nos muestra el imperio Romano en todo su esplendor, arrasando pueblos y seres humanos para expandir su poder.

Charlton Heston nunca ha sido uno de mis actores favoritos, pero es inevitable reconocer que aquí hace una interpretación inolvidable, seguramente la mejor de su carrera junto con la de “El Planeta de los Simios”.

Tan sólo él podía ser Ben-Hur, el príncipe judío que tanto sufre para lograr sobrevivir y llegar a reunirse con su familia; su sed de venganza es lo que le da fuerzas para continuar.Por supuesto, los actores secundarios no extremadamente famosos, pero si con roles anteriores interesantes, completan aquí el reparto más que correcto.

Si bien el filme posee un matiz religioso, pienso que puede ser disfrutado por la mayoría, se sea religioso o no. 

La cinta posee una impresionante puesta en escena con secuencias cautivadoras (las cuadrigas o la de las galeras); por lo que se erige como un gran espectáculo visual y sonoro.

Si acaso, por poner algún defecto, decir que no es totalmente fiel a la novela; pues hay personajes y situaciones que no aparecen ni por asomo en la película. 

Además hay, como no podía ser menos en una producción de este estilo, ciertos bajones de ritmo y, cierta blandura (no sólo por los temas sino por la intermitente estructura narrativa)

Aún así, "Ben-Hur" es simplemente la mayor superproducción por lo menos de su época. Sorprende lo que era capaz de dar el cine antiguo, una historia épica y grandiosa de la antigua sociedad romana.
Uno disfruta con los magníficos decorados de tamaños descomunales (más de 300 en total), en los que no se utilizaban efectos especiales. Es impactante ver la cantidad de extras que utilizan como figurantes. Además, la película tiene todo tipo de ingredientes, como la amistad, la traición, el amor, la venganza y unas escenas de acción memorables, con diálogos casi poéticos.

Por mucho que la tele me la haya convertido en una tradición que está ahí como lo están las luces navideñas cuando salgo a la calle y las veo colgadas, no pierde su encanto, y por muchos años que pasen sigue impactando.



  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

0 comentarios:

Publicar un comentario