Con la tecnología de Blogger.
RSS

Las Esposas de Stepford (1975): Las Mujeres Perfectas




Especie de cruce entre "La semilla del diablo" y “La invasión de los ultra cuerpos”. Con un controvertido argumento (tanto tiene de misógino como de feminista), aquí se presenta una fantasía masculina de control y perfecta sumisión con un tono de pesadilla cotidiana y humor siniestro.

Joanna (Katharine Ross) se muda con su marido y sus dos hijos de Nueva York al campo, a la pequeña ciudad de Stepford. Aunque ella es una fotógrafa que no está acostumbrada a la inactividad, parece haber llegado al lugar perfecto para que se críen sus hijos.

Al poco de llegar y después de encontrar una nueva amiga, Bobby (Paula Prentiss), ambas empiezan a dudar de ese ambiente pulcro y perfecto que se respira en Stepford y empiezan a sospechar de que existe una conspiración.

Desde su llegada a esa apacible comunidad rural de Connecticut desde Nueva York, tanto el espectador como nuestra protagonista, notamos que hay algo en el ambiente que no encaja, su marido Walter (Peter Masterson) se ha hecho socio de un llamado “Club de hombres de Stepford”, cuyos integrantes vamos conociendo al mismo tiempo que Joanna y sintiendo un cierto recelo con su actitud.

Éste recelo va en aumento, cuando vamos conociendo el extraño comportamiento de las esposas de la comunidad, todas abnegadas amas de casa.

De un modo pelín robótico, solo hablan de quehaceres domésticos y de lo felices que son desde que se trasladaron a esa comunidad; y dejaron los hábitos del pasado, para dedicarse en cuerpo y alma a satisfacer al marido.

El tono jocoso con el que Joanna y Bobby comparten su independencia y visión de la vida, tratando de congeniar con las uniformemente simplonas vecinas del lugar; se va convirtiendo en preocupante e inquietante.

Más aún cuando su también amiga, la dicharachera Charmaine Wimpiris (Tina Louise) se transforma de la noche a la mañana, en otra ejemplar y concienciada ama de casa, con su anterior personalidad completamente anulada y que se convierte en aterrador según van siendo cambiadas, las pocas mujeres que todavía no lo estaban.

Terror y humor irreverente y negro se dan la mano en esta entretenida película basada en una novela de Ira Levin (ideada en principio como obra de teatro) que pese a las casi 2 horas que dura, mantiene el interés y el suspense durante todo su metraje, en base a esa magnífica atmosfera inquietante que va in crescendo hasta su excelente, terrorífico y vacilón final.


Con respecto a esto, no hay más que ver lo penoso, en comparación al original, del pueril y graciosete remake de esta película en 2004 con Nicole Kidman.
 
"Las esposas de Stepford" se apoya en una combinación de varios géneros: suspense, en algunos momentos se convierte en una comedia ácida, y finalmente se podría describir también, como una película de terror.

Son interesantes las dobles lecturas que se pueden ir haciendo de ella sobre todo en lo referente a una cierta crítica social.

Un film algo añejo y no demasiado bien tratado por el tiempo, principalmente por plegarse excesivamente a las modas estéticas de la época (fea fotografía filtrada, “zooms” más allá de lo recomendable, etc...) y por una indefinición tonal que no siempre funciona.

Se mueve con acierto intermitente entre la sátira social, la paranoia femenina y la ciencia-ficción posibilista con aciertos parciales en todos los campos pero sin lograr un conjunto verdaderamente sólido y coherente. Una película que se deja ver y que contiene un cierre verdaderamente sensacional, pero está por debajo de su culto.



  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

1 comentarios:

Tatiana Henry dijo...

Excelente tu blog! Me encantaría que agregaras enlaces de descarga de las peliculas que comentas.

Publicar un comentario